martes, 6 de noviembre de 2007

Hoteles Literarios


Adentrarse en el mundo de los libros no significa recurrir siempre a ensayos o novelas que, muchas veces por su volumen tendemos a desdeñar de antemano. Recorriendo librerías, nos encontramos con una variedad que además de ser interesante e instructiva suele ser muy entretenida y es la que tiene que ver con las biografías, anécdotas y datos de famosos escritores.

Nos imaginamos a un Shakespeare por ejemplo muy pulcro, sentado en un escritorio con pompa y circunstancia sin embargo, este hombre fue básicamente un actor y de los que hoy llamaríamos “under”, un buscavida que tuvo muchos oficios para poder sobrevivir y que en sus tiempos libres escribía obras de teatro, las que lo catapultaron a la eternidad y paradójicamente desmerecidas en su época por provenir de un actor de baja estirpe. Este hecho a modo de ejemplo, es el propósito de muchos autores que se dedican a indagar en la vida personal y el andar de escritores famosos.

Estos investigadores, acopian datos muy interesantes compilando la información para su posterior publicación. Hoy me voy a referir a uno en particular donde el turismo y literatura se fusionan, para ofrecernos una información ilustrativa y animada, la misma tiene que ver con la estancia de los escritores en distintos hoteles del mundo. Es así como su autora Nathalie Saint Pahlle comienza por la ciudad de Adrogué, en la provincia de Buenos Aires, en cuyo hotel, Las Delicias, Borges pasaba algunos días descansando. "...."En cualquier parte del mundo en que me encuentre cuando siento el olor de los eucaliptos, estoy en Adrogué. Adrogué era eso: un largo laberinto tranquilo de calles arboladas, de verjas y de quintas; un laberinto de vastas noches quietas que mis padres gustaban recorrer. Quintas en las que uno adivinaba la vida detrás de las quintas. De algún modo yo siempre estuve aquí, siempre estoy aquí. Los lugares se llevan, los lugares están en uno. Sigo entre los eucaliptos y en el laberinto, el lugar en que uno puede perderse. Supongo que uno también puede perderse en el Paraíso. Estatuas de tan mal gusto y tan cursis que ya resultaban lindas, una falsa ruina, una cancha de tenis. Y luego, en ese mismo hotel "Las Delicias", un gran salón de espejos. Sin duda me miré en aquellos espejos infinitos. Muchos argumentos, muchas escenas, muchos poemas que he imaginado, nacieron en Adrogué o se sitúan en ella. Siempre que hablo de jardines, siempre que hablo de árboles, estoy en Adrogué; he pensado en esta ciudad, no es necesario que la nombre". (1981)

En el viejo Plaza Hotel de Plaza Francia, recalaron Octavio Paz, Jorge Amado, Ortega y Gasset, Victoria Ocampo entre otros, dejando cada uno de ellos una marca y una estela en sus pasillos. Los datos de los últimos días de Oscar Wilde junto a su pareja, tan de avanzada para la época por su condición de homosexual, también está registrado en el libro. Lo mismo la pareja de Arthur Miller y Marilyn Monroe entre otros.

En esta visión entretenida, los lectores incursionan en un viaje donde los textos se interrelacionan con el itinerario, conformando un amalgama sustanciosa, rica en anécdotas muy amenas. Por caso, Marcel Proust, se refiere en busca del tiempo perdido al Pera Palas de Estambul que fuera construído especialmente para los pasajeros del Orient Express en la entrada del mar Negro. Allí mismo, Agatha Christie se hospedó en varias oportunidades siempre en la habitación 411, donde escribió la mayor parte de su famosa novela "Crimen en el Expreso de Oriente"

Datos curiosos como el homenaje del poeta Leonard Cohen, que al enterarse de la muerte de la cantante Janis Joplin , escribió una balada que llamó “Chelsea Hotel”, por considerarlo representativo con la artista.

La recopilación es muy variada y vale la pena el disfrute. Cuanto más sabemos de los autores más disfrutamos de sus obras, esto último no es una aseveración es, simplemente un sentimiento propio que en muchas ocasiones me permitió humanizar un texto generando emoción y credibilidad al mismo.

Hoteles Literarios es en suma un interesante oportunidad de mezclar una lectura pasatista con el agregado de anécdotas y datos sumamente interesantes sobre grandes de la Literatura Universal.
En el caso de haber tenido la oportunidad, ¿ con qué escritor les hubiera gustado encontrarse?.
Nos leemos en el próximo post, un cariñoso saludo a todos.


18 comentarios:

theflaq dijo...

Uhh
tengo cosas para contar.Paso en un rato!
besitos

Henry dijo...

Que buen post Grace! Me gustó ademas las fotos agregadas, el hotel donde se hospedaba Borges y el de Estambul donde Agatha Christie fecundó su novela más famosa.
A tu pregunta respondo que me hubiera gustado encontrarme con Tolkien, yo descubrí sus libros a posteriori de las peliculas y me fascinó que alguien pueda tener tanta fantasía y convertirla en letras. Supongo igual, que de haberlo tenido frente mío, no hubiera hecho otra cosa que decirle: hola, (me hubiera intimidado seguramente).
Nos estamos leyendo, te mando beso.

Grace® dijo...

theflaq Dale amiguis te espero!
Henry Mucha gente conoció a Tolkien merced a la saga de "El Señor de los Anillos" e indudablemente fue una excelente forma de llegar a él. Supongo que la elección tendrá que ver con los gustos y también con las preguntas y curiosidades que despierta la lectura y por ende a su autor, ¿no?. Muy buena elección Henry. Gracias por pasar my friend!

gurisa dijo...

Mirá, soy amante de la historia y me gustaría más poder encontrarme con algún personaje del pasado más que con un escritor.
Sin embargo, moviéndome en mi mundo You Tube, he encontrado joyas como una entrevista a Cortázar que realmente me cautivaron. Escucharlo hablar, saber qué piensa, cómo fue que escribió cada uno de sus libros es algo que sólo la tecnología de hoy nos permite. Y hay que dar gracias a Dios por eso. Es un regalo. Algo para disfrutar con una buena copa de vino al lado, o un rico chocolate. Y el goce es completo...

Grace® dijo...

Gurisa: totalmente de acuerdo, la idea de encontrarse con cualquier personaje de la historia ya es movilizadora, lo difícil sería elegir uno solo!!.
También es cierto que la posibilidad que hoy nos brinda internet de encontrar esas "perlitas" nos permiten acceder a su mundo, ese al que quisiéramos entrar para entender su genios.
Un beso enorme Gurisita y nos seguimos leyendo.

Silvia dijo...

Hola Grace, pude leer los dos últimos post recién ahora. Me gustó mucho la historia con tu hija y la forma de inculcar la lectura, por eso en cuanto tengo oportunidad a mis hijos les regalo libros, como vienen de "mamá" están obligados a leer jaja. El de los hoteles es muy interesante también. Me hubiera gustado encontrarme con Neruda y conocerlo para corrobar que fuera tan romántico como sus poemas. Gustos son gustos je.
Besinhos

Gisela Ange dijo...

Estoy muy de acuerdo con vos en que al conocer la vida de los escritores, se puede dar una vuelta de tuerca a aquello que leemos, y así entender muchos rasgos de los personajes y de las historias, cómo experiencias vividas en un plano real. Interesante el enfoque de "Hoteles literarios".

Creo que el escritor, aún sin proponérselo, expone tanto su alma y sus vivencias, que aún esfozándose por crear una realidad, no hace más que recrear de sí mismo y de su entorno, ya que en realidad todo lo que conoce es aquello que pasa por su vida, no?
En fin... tengo mucho que aprender y en este blog es cómo sentarme en la alfombra y dejar que me iluminen aquellos que bien saben.
Saluditos Grace®!!!

Grace® dijo...

Silvia Muy buena idea la tuya de regalar libros y que estén obligados a leerlos juasssss. Bueno también elegir a Neruda, y si te gustan los poemas estoy preparando poner una pequeña sección con algunos poemas o con extracto de ellos para quienes, como a mí, nos gustan las poesías. Gracias Silvia por pasar.
Gisela Ange: No sabés lo feliz que me hace leerte, porque desde que te conozco me parecés una jovencita excepcional con una calidez humana muy grande y que vos sientas este pequeño espacio de la forma que lo describís, me hace sentir muy bien.
No creas que me olvidé de la lista que pediste, la estoy preparando y en cuanto a lo que decís, tiene un poco que ver con la sensibilidad de cada uno,en lo personal antes de leer un libro me gusta "chusmear" un poco en la vida y obra del autor, de esa manera, siento que puedo interpretar mejor el texto, algo asi como sicoanalizar el tema pero a mi me agrada.
Te mando un besote y nos seguimos leyendo.

IRENE dijo...

Hola Grace!!. Antes q na, gracias por tu entrada a mi blog. Como veras, esta inmaduro aun y tratando de encotrarle el rumbo. Hay herramientas de diseño q no se manejar y quiero mejorar la escritura, no por el contenido, pq puede ser algo simple q ocurrio en el dia, sino, como se puede decir. Gracias por tu buena onda !!.

Segundo, me encanto el tema. A mi me fascinan los lugares en donde estuvo gente de tanta envergadura como Borges, o Agatha Christie.
Aca en Bs As. por ejemplo, esta el Hotel CAstelar, en Av de Mayo al 1100 creo, en donde se hospedo por muchos años el escritor granadino Federico Garcia Lorca. Su habitacion es mantenida tal cual el la uso, con lo mismos muebles. Ahora ese cuarto se reserva a grandes personalidades que vengan a la Argentina, como el cantaor flamenco Enrique Morente. La Av de Mayo es conocida como la avenida de los españoles, pq muchos inmigrantes tienen negocios en esa calle, aparte del teatro Avenida, en donde se realizan espectaculos de zarzuelas.
Besotes enorrrrmes..

Grace® dijo...

Irene Siii, conozco la historia de la Avenida de Mayo y el hotel Castelar no por que sea erúdita sino porque nací en el barrio. Viví hasta que me casé en la calle Alsina y Saenz Peña, de modo que pasear por Av. de Mayo era salir a dar la vuelta, ir a tomar cerveza en verano, y los corsos de la Avenida para Carnaval. ¡¡Uyyy cuántos recuerdos!!.
Gracias por pasar Irene y espero contarte entre los amigos que se acercan a leer un ratito. Te mando un beso grande.

IRENE dijo...

Siiii!! y el Cafe Tortoni?? que lindoooo..Es divina esa avenida !!.
Abrazosss..

IRENE dijo...

Ahh claro q si.Aca tenes una amiga!! mas besos!!

Steki dijo...

Hola Grace®!
Aunque yo no me encontré con nadie en ningún hotel te cuento que sí me he reencontrado (no físicamente) con un tío abuelo mío, el escritor Manuel Gálvez a quien yo no creía que fuera tan conocido.
Mi jefe (en la corrección del diario Los Andes) resulta que tiene toda la bibliografía de él! Al enterarme yo de esto me sentí re mal porque me dije: cómo yo no tengo ningún libro de mi tío? Evidentemente, en la repartija de la biblioteca de mi madre, no salí beneficiada.
Entonces me fui a la librería Jenny y me compré La biografía de Rosas porque sabìa que Manuel (Manolo como le decíamos nosotros) era archirrosista. Y, hete aquí que él cuenta, que era antirrosista y, que después de haber investigado su vida se hizo absolutamente rosista habièndole encontrado una gran serie de virtudes desconocidas de su vida.
Hay un libro de él, Nacha Regules, que fue llevado al cine.
También me "reencontré" con una prima mía, historiadora, nieta de él Lucía Gálvez, con su libro Los grandes amores de la Historia Argentina.
Bueno, quería compartir este minuto de Historia con vos y con los demás.
Buen comienzo de semana!
BACI PER TUTTI, STEKI.

IRENE dijo...

Steki, el libro Nacha Regules es bien conocido !!!..Que honor no???..Te felicito y que bueno que puedas seguirle el rastro y conocer mas sobre tu tio. Si vas a IMDB.com (la base de datos sobre cine y tv mas grande de internet) podes saber quien hizo la peli. Besosssssssss

Grace® dijo...

Steki: ¿Cómo no conocer a Manuel Galvez?, además de estar candidateado al premio Nobel de Literatura allá por los treinta y pico, su novela Nacha Regules es internacionalmente conocida. De Lucía Galvez, he leído por allí acerca de su libro dedicado a la abuela Delfina, que me interesó porque fue amiga de Victoria Ocampo, (buscando por internet algo de la Ocampo es que me apareció lo de Lucía)lo que nunca supe es si lo editó. Pavada de parientes Steki!! y qué bueno que lo hayas contado, imaginense entra a mi blog una sobrina de Manuel Galvez! ya estoy poniendo la alfombra roja jaja.
Te mando un beso y mil gracias por compartir la historia.
Irene: Yo iba al café Tortoni cuando era un bar clásico y punto. Ahora te sentás, pedís un café y te lo cobran a precio dólar!!. Gracias por el recuerdo Irene, que por ahora es gratis jaja.

Steki dijo...

GRACE®: pasate por mi blog porque te dejé una posta para que cumplas.
BACI, STEKI.

floris dijo...

Hola Grace®
De Punto G llegué a tu blog y me acordé de algo que tiene que ver con lo que escribís. Hace dos o tres años, con mi esposo fuimos a la Cumbrecita. En el lugar donde nos alojábamos tenían una biblioteca donde podías sacar lo que quisieras para leer y entre los libros que leímos ahí, decidí releer El evangelio según Van Hutten, de Abelardo Castillo. Decidí releerlo porque transcurría en ahí, justamente. Más allá de no ser un hecho verídico ni tener que ver con la biografía del autor, Castillo pasó varios veranos en el Hotel La Cumbrecita y el libro lo escribió ahí. Involucrarse de esta otra manera en el relato, en el lugar donde lo escribió, fue espectacular. Con mi esposo, íbamos a todos los lugares que se mencionaban en la historia y era otra manera de recrearla. El recuerdo que tengo es de una experiencia muy, muy placentera.
Te mando un beso grande!!!

Grace® dijo...

Floris: No sabés cómo te entiendo. Yo vivo cerca de la casa de victoria Ocampo, y cuando entro a su casa, tal como consta en alguno de sus libros, hago de cuenta que marco sus pisadas y que me rodean las personas que a ella la rodeaban ( grandes escritores!) y se sienta como transportarse a otra época. Supongo que eso es lo que habrás sentido al leer a Castillo y formar parte de la historia del Hotel La Cumbrecita.
Gracias Floris por pasar!! Un beso grande.