viernes, 4 de enero de 2008

Neruda y sus amores

Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

En la vida amorosa de Neruda hubo muchas mujeres que fueron importantes y trascendentales para su vida literaria, de modo que, relatar las historias de cada una de ellas seria largo para un solo post, empezamos por María Antonieta Hagenaar.
Hagenaar se casó con Neruda a fines de 1930, después de sólo cuatro meses de cortejo. Era una mujer altísima, lenta, de modales solemnes y con ningún interés o relación con la literatura. Es un hecho que Neruda se casó con ella porque la soledad que sentía en esos rincones del mundo lo tenían devastado. Sólo los primeros meses fueron de paz y armonía. La pareja se divertía saliendo de picnic, jugando tenis y paseando pero, muy pronto se hizo evidente que no tenían motivaciones comunes. Aún así, Maruca quedó embarazada y estando en Madrid dio a luz a Malva Marina, la única hija que tuvo el poeta. La pequeña nació con hidrocefalia, enfermedad que en esa época no tenía buen diagnóstico por falta de un tratamiento efectivo; así las cosas, el matrimonio comenzó a naufragar.

Por esos tiempos, Neruda había conocido a Delia del Carril, una argentina 20 años mayor que él, mujer liberal y divorciada, amiga de los artistas e intelectuales más importantes de la época. El poeta quedó subyugado ante su presencia y tuvo la idea de llevarla a vivir a la casa que compartía con Maruca, quien estuvo de acuerdo, pues necesitaba ayuda, compañía y vio a Delia como la solución a sus problemas. Una pensionista encantadora, eso era Delia para Maruca, no para Neruda, para él era la llave hacia la cultura, la política, el compromiso con causas que hasta entonces no abrazaba, más por falta de conocimiento que por desinterés.
Este triángulo amoroso es un escenario que el poeta revivirá más de una vez en su vida. Más tarde ya covertido en un autor de renombre, separado de María Antonieta, viviendo en el exilio y recorriendo el mundo del brazo de Delia, se reencontró con la que sería la musa más importante de su vida: Matilde Urrutia.


Se produjo en México, cuando Delia le pidió a Matilde-quien vivía en ese país ganándose la vida como cantante y bailarina- que le diera una mano en los quehaceres domésticos para los que era una inútil, y, sobre todo, la ayudara a cuidar a su marido quien por esos días tenía problemas de salud. Lo que pasó después es historia conocida. Los tres viajaron por Europa durante algunos meses y mientras Pablo y Delia estaban en un hotel, Matilde se alojaba en otro a pocas cuadras. El matrimonio iba en un carro de tren, la amante, dos más allá. Hasta que Neruda convenció a su mujer de volver a Chile para preparar su regreso y pudo, por fín, vivir unos meses con Matilde en la isla de Capri.
A mediados de los 50, Matilde, dueña del mundo, coronada reina, musa del gran poeta, jamás imaginó que ella también sería traicionada en su propia casa, tal como había sucedido antes. Desde los meses de idilio en la Isla de Capri, la pareja vivió por largo tiempo en una estado de exaltación perpetua. Ya convertidos en pareja oficial se instalaron en La Chascona.



Ella lo atendía, le cocinaba, lo inspiraba, lo amaba y le hacía terribles escenas de celos, porque Matilde lo adoraba pero no era un mujer dulce. Es cierto que a la hora de la puesta del sol suspendían cualquier actividad para ir a besarse frente al mar de Isla Negra, pero también es cierto que ella estallaba en iras incontenibles y esta forma de ser, controladora y posesiva, llevó a no ser la última mujer en la vida de Neruda. La última por fín, fue la misma sobrina de Urrutia, Alicia, quien al enterarse de su último affaire, la echó a patadas de la casa, donde la había albergado durante un tiempo para ayudarla. Luego, el tiempo y el amor, hicieron que Neruda vuelva con Matilde quien fue la mujer que lo acompañó hasta el final de sus días.
Otra historia de amor, otras vivencias, lugares y épocas, espero les haya agradado, seguiremos con más en algún otro post.

24 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

No se puede negar cuando con sus sentidas palabras habla de cuerpos y sus recorridos, que disfruto mucho haciendolo en realidad.
Gracias por siempre recordarme.

Laura Berra dijo...

Qué cosa extraña me pasa, es como que antes no me interesaba la vida personal de los grandes, algunas pocas excepciones de lado, sólo me interesaban sus obras y ahora leo con profundo detenimiento sus historias.
Me gustó el post y no conocía el video que por cierto es muy bueno.
Buen fin de semana.
Besos,

un servidor dijo...

No entendí lo de tía y sobrina, quién echó a quién de dónde (cosas de redacción... o más bien, de lector... jajaja).

Te recuerdo una muy graciosa que tuvo Neruda cuando estaba en la India como funcionario: se enganchó a una lugareña, la cual una vez que lo llevó a la casa... no lo dejó salir ¡lo amenazaba con un cuchillo y escondió las llaves! Estuvo días con la loca hasta que pudo escapar... y se volvió a Chile! jajaja.

Un beso

Steki dijo...

Grace®, qué lindo aprender leyéndote!
Muy feliz comienzo de año para vos y para el G@to!
BACI, STEKI.

Volumen de Juego dijo...

Impecable post.
Asi da gusto, che.

Mis felicitaciones y gracias...

Saludos.

Grace® dijo...

Abuela ciber: Creo que es difícil llegar con la poesía romántica sin terminar siendo "cursi" ( palabra antigua abue..jaja) pero es así, Neruda creo que para poder escribir esas frases, debió sentirlas primero, sin lugar a dudas.
Gracias por pasar Abu!! un beso.
Laura He de considerar que tal vez lo mío sea puro chusmerío pero me encanta indagar en la vida de los escritores, a veces conocer de su vida personal hace interpretar de otro modo sus libros, sus escritos.
Gracias por acompañarme Laura, un beso.

Grace® dijo...

Servidor: sin duda mal redactado jaja. El tema es que la tía (Matilde) albergó a su sobrina y a su pequeña hija para ayudarla, pero hete aquí que don Neruda tiró flechas y buéh..se armó la podrida juassssss. La Tía Matilde los echó a los dos, pero Neruda volvió con el caballo cansado y regresó jeje.
Leí tu anécdota que no conocía, sin duda, este hombre no dejaba títere con cabeza!!
Gracias por el aporte, un besote!
Steki: Gracias Steki, por lo del blog y por tus deseos. Espero poder reunirnos otra vez las rubias de Charlie! jajaja. Un beso Steki
Volumen de juego: Vaya nombre! es..diferente, me gusta. Gracias por tu apreciación al blog. Esto de los blogs es un poco vanidoso porque uno pretende que entre mucha gente pero, en el fondo siempre pienso, si hay una sola persona a la que le ha gustado , ya valió la pena, verdad?.
Muchas gracias a vos por pasar. Un beso.

Wendy dijo...

Grace siempre es bueno pasar por tu blog antes de acabar el día por que si no he aprendido nada durante el día, después de leerte ya puedo decir que no me acostaré sin aprender algo nuevo.

Un gran saludo!!!

Grace® dijo...

Wendy Gracias!, qué bueno que podamos compartirlo, esa es la única intención, verdad?, compartir lecturas y pensamientos propios o ajenos. Gracias por visitarme Wendy, un beso.

Martinsísimo dijo...

Hola, gracias por los cometarios. Saludos desde Morelos, México. Siempre es bueno saber algunos datos de la vida amorosa de aquellos poetas que nos hacen suspirar. Gracias.

Sophie dijo...

Hermoooooosoooo!

Como siempre digo, me encanta las historias que contás, que encontrás.

Yo creo que a más de uno le gusta lo que escribiís ;-)

besos

Grace® dijo...

martinsísimo:Bienvenido desde tu México querido. Y es verdad, los poetas que le han escrito al amor tienen muy ricas historias en sus vidas que le dan origen luego a su vida literaria. Muchas gracias por pasarte Martinsísimo!
Sophie hermaniiita!. Espero que sí, que a más de uno le gusten de lo contrario lo mío sería un total fracaso jajajja, pero como le dije a alguien por allí, con que a una sola persona le haya agradado, mi tarea está más que cumplida. Besoo!

Estrella dijo...

Que buena reseña Grace, Neruda y sus mujeres: él sí que supo amarlas.

Grace® dijo...

Estrella Amarlas y coleccionarlas al parecer jajaja. Fueron muchas, supongo que la inspiración de sus poemas, verdad?. Gracias por pasar Estrella

theflaq dijo...

Hola Grace!!

Amo las biografias! Tengo dos de Neftalí! Me encanta el nombre!
Pero la manera que tenés de contar es muy llevadera.
Gracias por este post, sos una mujer muy rica, al menos espiritualmente!!Juasssssss ( y permiso)!!

Besos assssssssssssii de grandes!

Damián de Haedo dijo...

Grace, gracias por pasar por mi blog. Estaré paseando por este.
Un beso.

Grace® dijo...

the flaq Amiguisss!! Neftalí es gracioso a mi me suena a naftalina juassssssss. Si es por lo espiritual soy millonaria la billetera se empeña en que me quede sólo en lo espiritual jajaja.
Gracias por pasearte, un beso amiguis!
Damian: No tienes que agradecer, paseo sólo por lugares buenos jaja. Nos estaremos leyendo entonces. Un beso!

el poeta mistico dijo...

Esta poesía la hice hace unos años atrás , cuando mis poemas reflejaban
un estado interno que he superado al finalizar mi busqueda....

Imitando a Neruda

Puedo escribir los versos más tristes esta tarde.
.
Escribir, por ejemplo: "La tarde está gris,
y pasan nubes oscuras, a lo lejos".
.
El viento de la noche se acerca y aúlla.
.
Puedo escribir los versos más tristes esta tarde.
Busco el camino y me cuesta encontrarlo.
.
En las tardes como ésta creí hallarlo.
¡Lo creí tantas veces bajo el cielo infinito!
.
Vengo en búsqueda hace años, ¿cuantas puertas golpeé?
¡Y en ninguna la verdad encontré!
.
Puedo escribir los versos más tristes esta tarde.
Pensar lo que no tengo. Sentir lo que he perdido,
.
Oír la tarde inmensa, más inmensa sin nada.
Y el verso brota del alma como la lágrima del ojo.
.
Qué importa que mi ser no pudiera entenderla.
La tarde está nublada y la enseñanza no está conmigo.
.
Eso es nada. A lo lejos alguien sufre. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con lo poco aprendido.
.
¿Cómo buscar dentro de mi empañado ser?
Mi corazón busca, y busca dentro mío.
.
La misma tarde que hace grisear las mismas nubes.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
.
Ya no es lo mismo, es cierto, pero sigo mi camino!
Mi voz llevada por el viento busca un oído.
.
Para otro. Será para otro. Como antes fue conmigo.
Su letra, su mensaje indefinido. Otro saldrá herido.
.
Ya no es lo mismo, es cierto, pero tal vez lo olvido.
Fue tan corto el clamor, y es tan largo el dolor.
.
Porque en tardes como ésta, dialogue incomprendido,
mi alma no se contenta con lo poco aprendido.
.
Aunque éste sea el último dolor por esta causa,
y éstos no sean los últimos versos que yo envío.


Primavera de 2005
www.elpoetamistico.blogspot.com

Grace® dijo...

Poeta me encantó!. En el arte de la pintura esto se llama citación. Invocar a otro artista y de alguna manera imitar su obra. Está muy bien compuesto, de modo que, en principio mis felicitaciones por el poema y las gracias por compartirlo con nosotros.
Un beso Poeta.

el poeta mistico dijo...

Gracias Grace...es un honor para mi que lo publicaras en tu blog.
Besos

Glen E. Lizardi Flores dijo...

Cuanto de cierto hay en aquello que dice que junto a cada hombre hay una (o unas) gran (o grandes) mujer (o mujeres.
Si no fuera por ustedes seriamos mucho menos de lo que somos. Eso, sin duda.
Cariños.

Grace® dijo...

Poeta: El honor fue mío sin dudas. Espero sigas aportando porque es el sentido que me gustaría darle al blog. Gracias otra vez Poeta.
Glen: Creo que viceversa también, es imposible que una mujer se vanaglorie de tal sin la figura de un hombre a su lado. Bienvenido al blog y gracias por pasear por aquí.

ALMA dijo...

Muy buen post.

Gracias por visitar mi Almacén

Grace® dijo...

Alma: Gracias!, estos idas y vueltas nos permiten conectarnos con gente de muchas partes y encontrarnos con gente linda con ganas de compartir sentires. Gracias a vos por pasearte por aquí. Un beso